NUESTRA SITUACIÓN HOY

Luego de diez años de crecimiento sostenido, la gran familia de “La Escuelita” está formada por aproximadamente 70 niños, 50 familias y 12 maestros.

Este crecimiento nos encuentra con ciertas dificultades de infraestructura edilicia. “La Escuelita” funciona hoy en una vivienda alquilada ubicada en el Municipio de Lago Puelo donde funciona hoy el nivel primario. Esta vivienda fue proyectada como tal, y no cumple con los requisitos exigidos por el Departamento de Infraestructura Escolar de la Gobernación de la Provincia de Chubut, lo cual dificulta su Habilitación, y su eventual Oficialización.

Todos los esfuerzos realizados, tendientes a cumplir con las exigencias del caso (por ejemplo la construcción de la red de gas natural), parecieran entrar en un campo de incertidumbre y precariedad en la medida que el contrato de alquiler podría en algún momento ser revocado por parte del propietario.

Similar situación se vive en el terreno donde se construyó el edificio del Jardín de Niños. Dicho terreno fue ofrecido a “La Escuelita” en calidad de préstamo por diez años y todo lo construido en él se perderá en el caso de que dicho préstamo no se renueve el año 2012.

En este contexto es difícil imaginar cualquier desarrollo ó crecimiento y esto motiva el impulso de buscar alternativas.

El desarrollo a futuro de lo que hoy es el Jardín de Niños, Primaria y Nivel Terciario del Seminario Pedagógico, puede describirse como el “Proyecto Antroposófico: LA ALDEA” de La Escuela Waldorf”.

APOYO AL PROYECTO

* SOMOS padres y maestros de la Escuela Waldorf Crisol de Micael, socios se la Asociación Civil y miembros de la Comunidad de la Comarca Andina del Paralelo 42º, apoyamos este proyecto y declaramos:

* ESTAMOS regularizando la situación legal de la Asociación Civil ante la Inspección General de Justicia. (Asoc. Nº 2.439)

* QUEREMOS llevar a buen puerto la gestión ante el Ministerio de Educación y la Secretaría de Educación Privada, tendiente a lograr la Oficialización de nuestra escuela. (Exp.2420 M.E./03)

* NECESITAMOS un terreno donde poder desarrollar el proyecto de acuerdo a los Códigos y Reglamentaciones Municipales y Provinciales vigentes.

AUTOGESTIÓN

Desde los inicios nuestro proyecto se concretó como una organización horizontal en la que responsabilidades y decisiones recaen en todos los miembros de la comunidad. “El grupo de docentes” se ocupa de los aspectos pedagógicos y “El grupo de padres” organiza los aspectos administrativos y financieros.

La escuela solo cuenta con personal docente y un administrativo. Las tareas de mantenimiento, limpieza y todas las necesarias para el normal funcionamiento de la misma, son realizadas por padres y maestros, organizados en “comisiones de trabajo”.

Nuestra forma organizativa hoy sigue implicando que las decisiones se toman por consenso y nuestro objetivo siempre es lograr una empresa comunitaria, formada por padres, docentes y niños que se administre en forma autónoma.

La auto-gestión, en cuanto a poder colectivo de los padres y los educadores, es una de las condiciones que se deriva del objetivo prioritario de desarrollar la autonomía del niño que supone la responsabilidad de su propio aprendizaje. La auto-gestión tiene para nosotros un valor educativo para todos los miembros de la comunidad.

Se trabaja en pos de lograr que la variable económica no sea un obstáculo, y se transforme en una posibilidad: la de solidarizarnos, participar, pensar en otros y aceptar desafíos.

ESCUELA COMUNITARIA PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL

Esta escuela es una iniciativa de padres y docentes que hace diez años decidieron buscar una alternativa educativa que satisfaga sus expectativas, proponiendo una pedagogía centrada en el niño, en la que se respeten sus necesidades evolutivas y de aprendizaje.
El lugar donde vivimos tiene características particulares: La Comarca Andina es una región cordillerana en la que se concentran pequeñas poblaciones rurales muy próximas entre sí, alrededor del paralelo 42, donde la población está formada por una rica diversidad de grupos nativos, extranjeros y una importante cantidad de personas provenientes de grandes ciudades de nuestro país buscando una forma de vida en contacto con la naturaleza y con muchas inquietudes culturales y sociales, creando un ambiente favorable a la concreción de proyectos como el nuestro.
Nuestros primeros acuerdos fueron acerca de lo que esperábamos de una educación formal. En este sentido y en cuanto a contenidos, la primaria sigue la normativa de la Provincia del Chubut, y se dictan además clases de huerta, cocina, labores, cerámica, música, plástica y educación física.
Un espacio donde se acompañe al niño en la totalidad de su proceso de crecimiento en forma integral, no solo en el espacio cognitivo sino en el emocional, creativo y de relación con su entorno. Porque pensamos que una persona armónicamente integrada es un ser humano feliz, capaz de transformar la sociedad en la que vive.
Así fue como empezamos a transitar un apasionante camino de investigación y práctica docente que nos ha llevado a profundizar en la Pedagogía Waldorf, encontrando en ella innumerables afinidades y respuestas.
El maestro cultiva un vínculo particular con cada niño y busca generar en el niño genuino interés por aprender a través del juego y el arte. A partir del conocimiento, el respeto y el trabajo personal, se convierte en la autoridad que los niños necesitan y desean reconoce.